Qué es El Arte de la Erótica

Mi Bienvenida a  El Arte de la Erótica,  mi espacio y  ahora también vuestro. Quien mueve montañas empieza cargando pequeñas piedras.   ...

Lencería Erótica

En la consulta de hoy voy a hablar de… 
Autoestima y el poder de la Lencería Erótica


“Hola! Hace tiempo que no tengo un encuentro con mi pareja porque estoy algo desanimada y no me apetece. ¿Hay algún producto para levantar la líbido?”

-------------------------------------------------------------------------------------------------


Cuando me llega una consulta de este tipo me gusta valorar primero la opción que considero más básica, la de levantar la autoestima.
Creo que todos vemos obvio el hecho de que si estamos bien con nosotros mismos es más fácil y probable que queramos encontrarnos íntimamente con otros. Y parece fácil y aunque en el fondo lo es, lleva consigo un gran trabajo si no se tiene un cuerpo aceptado por la normativa social (y a veces, aún entrando en la norma…).. Y otra cosa no sé, pero diversidad de cuerpos no falta, por lo que solo es cuestión de sentarnos frente a un espejo y mirarnos, de vernos y reconocernos, de gustarnos y deleitarnos en nosotros mismos. Sí, con nuestras arruguillas, nuestras estrías, nuestros michelines y nuestras imperfecciones, porque esas imperfecciones son las que nos hacen humanos. Dicen que “verse y mirarse es una condición para admirarse” y razón no les falta. Y es que no hay nada como aceptar nuestros cuerpos y sacarles el máximo partido ¿para qué? Es simple: para gustarnos.
Por eso, a esta chica lo primero que hice fue recomendarle lencería erótica, y al principio no lo veía muy claro… vestirse como una “cualquiera” (idea muy extendida que nos hace sentirnos mal por querer vestirnos así), qué iba a pensar su pareja de ella… pero en cuanto empezamos a hablar lo vió muy claro.
La sociedad nos tiene muy cohibidos, y si hiciéramos caso a todo lo políticamente correcto nunca haríamos nada por miedo a molestar o no ser apropiado. Pero hay momentos en los que hay que saber saltarse esas normas, por ejemplo en nuestra intimidad: No podemos permitir que atrofien nuestro sentido más erótico.
Además, se suele decir que el hombre suele ser más visual que la mujer, excusa perfecta para que esta chica pudiera sorprender a su pareja con un conjunto, que no tiene ni por qué ser el más caro, ni el más sofisticado, basta que sea uno con el que encontrarse cómoda.


Hay muchos modelos que ofrecen distintas tallas para que se ajuste más a nuestros cuerpos, pero hay otros modelos, generalmente de red, que son de talla única y que me atrevo rotundamente a afirmar que quedan bien a cualquier mujer que se lance a ponérselo. Si no, existen también distintos complementos que suelen ser muy insinuantes: pezoneras, gargantillas, máscaras, ligueros, medias, braguitas… que se pueden colocar debajo de la ropa habitual y dejar que el factor sorpresa haga lo demás.

  • Si quieres leer mi artículo sobre la Seducción No todo va a ser follar pincha aquí.
  • Para leer más sobre el papel de nuestros sentidos en la sexualidad no os podéis perder el artículo sobre El placer y los cinco sentidos publicado en Incisex. Pincha aquí para leerlo.
María Ramos, Psicóloga y Sexóloga
Escríbeme a: info@elartedelaerotica.es